Café

Me encuentro súper agotada después del ejercicio, estoy pensando en café, que necesito un café. He pasado etapas donde decido dejar el café, de hecho después de la universidad, deje de tomarlo frecuentemente. Siempre regreso a donde ame le vida, a donde la amo, a donde me siento feliz cada mañana tomando mi taza calentita con un poco de miel. En esa taza encuentro inspiración, amor, romanticismo, siento tantos sentimientos que me pongo a escribir. De ahí nacen mis palabras, mi locura, mi creatividad. A veces también he llorado dándole tragos amargos, me ha acompañado, en mis peores días donde no me quiero ni levantar de la cama. A muchos los acompañan un tequilita, a mi me acompaña el calor de una casa con una olla hirviendo. Así, al igual de muchas grandes historias, nació mi amor por ti. Esa noche donde me encontraba atrás de tu coche tomando un café. Quien diría que unos años después me encontrara contigo entre nubes y campos. Me quisiste a sorbos, una noche de abril. Con tanto deseo te cuento que, el sol y un buen café son cómplices de mi ser, de lo que me hace plena, lo que soy. Si tanto soy, es por lo que llevo dentro. A veces con miel, otros sin endulzar, pero cada día lo disfruto con un simple trago. Ahora si me permiten, me voy hacer un

Café

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s